PINTURAS

El arte nace y muere en sí mismo pero el observador es quien le devuelve la vida al objeto a través de su lectura e interpretación. No hay obra sin obrador ni artista sin observador.
Elegí el que más te guste y llevátelo hoy mismo a tu casa.